Por qué ‘Yo’ voy a votar por ME-O

La oportunidad de una nueva forma de hacer política.*

Álvaro Escobar junto a Marco Enríquez-Ominami, el atrevido inicio de una candidatura presidencial independiente.

Veamos… Diciembre 2002, Centro de Estudio Públicos (CEP) “Estudio Nacional de Opinión Pública”: Las instituciones que reciben un mayor nivel de confianza son las Universidades, la Iglesia, los Carabineros, y las Fuerzas Armadas. Las que reciben menos confianza son los Tribunales de Justicia, los Sindicatos, el Congreso, y los Partidos Políticos. […] Abril 2004, Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC) “La Confianza en las Personas, las Instituciones, y las Elites”: La policía uniformada subió hasta 54% su nivel de confianza, le siguen la Televisión con 52%, la Radio 50%, Banco Central e Iglesia Católica con 48%. -tras varias otras instituciones- Los partidos políticos apenas llegan a un 9% de confianza, cerrando la lista de instituciones incluidas, con un alza de 3 puntos con respecto de Abril de 2003. […] Agosto 2005, CERC “Confianza en Instituciones”: El siguiente es el resultado de nivel de confianza en orden decreciente. Radios 61%, Iglesia Católica 57%, Carabineros de Chile 54%, Banco Central 47%, Televisión 46%, Marina 43%, -y tras cinco otras instituciones- Poder Judicial 20%, Cámara de Diputados 18%, Partidos Políticos 9%. […] Noviembre 2009, Periodismo Univ. Diego Portales & Feedback “Confianza de las Personas en diversas Instituciones”: Sobre la confianza el resultado le dio a Bomberos 82%, Carabineros 52%, Militares 43%, Sacerdotes 26%, Detectives 21%, Jueces 16%, Empresarios 10%, Dirigentes Sindicales 6%, y Dirigentes Políticos 2%. ¿Alguien nota alguna tendencia obvia? -y por favor, no se dejen influenciar por las negritas-.

La presidenta Bachelet flanqueada por los presidentes de los principales partidos políticos -PC, RN, DC, UDI, PPD, y PS- además de algunos de sus ministros; la dirigencia política unida frente a la demanda marítima de Perú en Marzo del 2009.

De Marco Enríquez-Ominami -ME-O de aquí en más- se dice que no puede gobernar un proyecto tan “personalista” como el suyo, que le falta “trabajo en equipo”, que sin el respaldo de los partidos políticos su gobierno carecería de solidez, que su proyecto es individualista, y que sin apoyo en el parlamento no podría gobernar; tendría necesariamente que hacer “negociaciones políticas”, ceder en algo para llevar adelante sus proyectos.

Y para este último punto hago una pausa, porque en él se deja ver casi sin sutileza el enfermizo comportamiento de la política tradicional. Lo que se le crítica a ME-O es que casi sin presencia de parlamentarios que compartan a priori con él una adscripción partidaria no va a poder lograr los votos necesarios para la aprobación de sus proyectos como gobierno. Con ambas cámaras dominadas por sus opositores un gobierno como el de ME-O se vería obligado a “negociar”; tranzando en todos sus proyectos o por lo menos entregando algo a cambio. Y esta idea la repiten, en los más diversos tonos, tanto periodistas, analistas políticos, y detractores -que en el caso de los últimos se convierte casi en una amenaza mafiosa del tipo “no te vamos a dejar gobernar”-. ¡¿Aló?! Yo creo que la mayoría de los ciudadanos, que de alguna u otra forma desconfiamos de la política -como lo muestran las cifras iniciales-, no tenemos nada de que sorprendernos. Pero aún así me parece que hay que ser bastante caradura para plantearlo tan abiertamente y quedarse tan tranquilo. Primero, se está diciendo que sin importar la legitimidad con que fue elegido, o la importancia -incluso justicia- del proyecto, si el presidente de turno no es “uno de ellos” simplemente no lo van a dejar gobernar; o por lo menos no con tranquilidad. Segundo, se está diciendo que lo que se juega al momento de legislar en el parlamento no es el bien de la nación, sino una negociación de intereses partidarios. En donde más importante que la urgencia de la ley para la ciudadanía es la lucha de poderes entre bandos políticos; entre oficialismo y oposición, en donde la oposición no se dedica a “colaborar” con el gobierno para el bien de los chilenos sino que se dedica a entorpecer la labor del gobierno “para bien de todos los chilenos” -acusación que no apunta a la derecha con exclusividad, hablo de la oposición de turno ejemplos de ello pueden encontrarse a nivel municipal- ¿Llegaremos a ver algún día una oposición que sea colaborativa o un oficialismo que convoque las mejores intenciones vengan de donde vengan?.

O sea, que todo es una mugre -adjetivo que puede ser reemplazado a preferencia del lector según su grado de indignación-, pero a pesar de constatarlo ya están todos tan acostumbrados que lo asumen, no lo critican… ni buscan cambiarlo.

Desde mi visión personal, todas las críticas que se hacen sobre gobernabilidad a la campaña de ME-O señalan exactamente lo que más me atrae de ella: Es la oportunidad de empezar a hacer las cosas de manera distinta, es la oportunidad de alejarse de los vicios de la política tradicional -esa que mantiene alejada a la gran mayoría de la ciudadanía de la política-. ME-O es un candidato independiente no porque carezca de ideales políticos, no porque no tenga convicciones, no porque sea un desafectado o pretenda borrar su pasado como militante. Es independiente porque está ajeno a la influencia de las grandes coaliciones políticas de nuestro país. Por favor… eso no es una falencia, eso es un mérito.

ME-O fue capaz de convocar a más de 36.000 personas hasta una Notaria a que firmaran el documento que le permitiera presentarse como candidato, o sea, logró que todas esas personas se interesaran de manera independiente en la intensión de levantar una candidatura de las mismas características. ¿Cómo se inscriben los partidos tradicionales? ¿Alguien tiene que ir a la notaria? Quizá algunos abogados… porque ellos conservan apiladas las firmas de sus militantes las que de antemano respaldarán la candidatura que se levante desde la cúpula de sus coaliciones.

En los partidos políticos se han dedicado a tejer una amplia red de clientelismos y favores en donde los miembros socios del partido además de compartir una mirada política -o eso se supone, porque para muchos miembros eso definitivamente es lo de menos- reciben los beneficios por pertenencia a la asociación; beneficios que se incrementan mientras mayor sea el poder político concentrado en ella. Estos beneficios van más allá de la infinita asignación de cargos de origen público o el apoyo para obtenerlos, es el acceso a una poderosa red de contactos que se encarga de favorecer a los suyos en todos los ámbitos en donde sus miembros pueden ejercer influencia.

En cambio, a quienes nos dimos el tiempo de ir a firmar por ME-O ¿Qué nos une?… ¿Qué todos somos solo ciudadanos independientes? ¿Qué queremos que esto cambie? ¿Qué tenemos un interés en el bien común y no solo por ‘mi bien’ o el bien de ‘los míos’? …con orgullo.

Anhelo un gobierno en donde todos los cargos, en las más diversas áreas de la nación, no caigan designados por el tradicional cuoteo político. Acaso no es cómico como los ministros se pasean de un ministerio a otro con la facilidad que solo su estatus político les puede asegurar. Eruditos en múltiples materias, pueden un día ser la vocería de gobierno para al siguiente encabezar el ministerio de defensa, dirigir a la salud para luego comandar la educación, las obras públicas, las relaciones exteriores, luego una subsecretaría… y si alguien se cansa se puede ir a pasear como diplomático, da lo mismo. Y no es solo la vergüenza de que esto suceda, sino que para cada uno de esos cargos hay gente mucho mejor preparada, gente que se ha pasado años siguiendo el tema, años trabajando en el tema, años investigando, años que no interesan si tu afiliación política no es la correcta… su preparación no vale nada. ME-O no le debe favores políticos a nadie, no tiene a un ejército de parásitos tras de él esperando por su nueva asignación. ME-O tiene la oportunidad de convocar a los mejores en todos los ámbitos, ciudadanos independientes que puedan tomar decisiones libres de influencia política; pensando solamente en el bien de la nación.

Cuando son muchos los que están cansados de ver esto lamentablemente no son muchos los que creen poder hacer algo para cambiarlo. ¡Hey! Aquí esta nuestra oportunidad.

Muchos están tan acostumbrados a este funcionamiento que aunque les desagrade son incapaces de plantearse seriamente que alguien ajeno a este ‘círculo de política’ pueda realizar la labor. Se puede. Con ME-O han surgido otros que desde la política tradicional se han hastiado de su funcionamiento corrupto -como Álvaro Escobar, que siendo un tipo honesto e idealista tuvo que soportar el mediocre funcionamiento de nuestro parlamento-. Esta es gente que sí conoce el negocio, que sí conoce el funcionamiento de la administración política, que sí han estado participando de esa maquinaria pero que se aburrieron. Tener ese conocimiento no es un pecado, siempre es necesario “conocer el negocio” al momento de iniciar cualquier empresa, sería pecado si teniendo ese conocimiento no intentaran hacer algo por mejorarlo, si solo se dedicaran a beneficiarse del movimiento decadente de la política… entonces serían pecadores.

Si la “nueva mayoría” iniciada por ME-O en esta campaña logra un triunfo -ese que hace unos meses casi nadie se planteaba con seriedad, yo tampoco aunque fui a firmar- o, por lo menos, logra una trascendencia debe saber mantenerse alejada de la política tradicional, debe alejarse del modelo creado por los partidos políticos con un ejército de militantes, debe seguir siendo un movimiento ciudadano independiente con fines políticos, abierto a la ciudadanía, transparente, que convoque a los mejores, con la única finalidad del bien común de todos -tal cual lo hizo para reunir firmas-. Ser de todos, que conserve un núcleo coordinativo, pero que no se extienda para ser hogar de oportunistas políticos. Y aún así deberá cuidarse, porque a los acaparadores –esa tropa de parásitos- ni siquiera hay que ir a buscarlos, ellos llegarán pronto a tocar la puerta, a mostrarse interesados; tengan cuidado.

Si alguien me quiere acusar de idealista, adelante porque lo soy. Nadie puede acusarme de conformista. Esta es una gran oportunidad, puede funcionar, y no la quiero dejar pasar. ¿Hasta cuando los dejaremos seguir? ME-O no es una persona particularmente excepcional, sus circunstancias son excepcionales. La oportunidad es excepcional. Entiendan que es de nuestra responsabilidad hacer algo al respecto.

Elecciones Presidenciales 2009: Marco Enríquez-Ominami Gumucio 1.396.655 votos que constituyen el 20,13% de las preferencias. Un mérito independiente.

* Link relacionado:

Anuncios

3 Respuestas a “Por qué ‘Yo’ voy a votar por ME-O

  1. Estimado señor columnista:Ha sido un agrado leer atentamente esta entrada de Blog, creo que concuerdo sobre todo con el cierre de este, "las circunstancias son excepcionales". Claro está ME-O no es un tipo con caracteristicas extraordinarias para Gobernar, pero si ha demostrado una gran inteligencia para leer momento que está atravesando la política tradicional en Chile y una población cansada de los vicios repetitivos de esta, sin dejar de lado la valentia y el merito de atreverse a emprender este proyecto, el cual sonaba en un principio un tanto ambicioso y que hoy es una posible realidad con mas de una millon de votantes respaldandolo, que realmente no se si creeran en las ideas concretas de ME-O pero si demuestran un cansansio notorio de la ciudadania sobre rostros e instituciones manoseadas y desgastadas como lo son los partidos políticos. El momento es el excepcional, se ha producido un quiebre en los votantes, un quiebre notorio, ha nacido una nuava forma de hacer las cosas y con un amplio apoyo en las urnas. Si bien creo que la mayoria de quienes le dimos nuestro a ME-O en primnera ronda, tenemos una preferencia para segunda vuelta, no debemos enlodar el movimiento que ha nacido, ni el nombre de este candidato con la oscuridad de los otros dos personajes de antaño que competiran en la siguiente fase, como tu bien dices "debe seguir siendo un movimiento ciudadano independiente con fines políticos, abierto a la ciudadanía, transparente, que convoque a los mejores, con la única finalidad del bien común de todos", que cada cual vote por quien desee en este "repechaje" por la mondea, pero no utilizemos este merito personal y colectivo para apoyar la candidatura de estos dos hombres del viejo mundo.Siga escribiendo estimado, lo sigo atentamente y disculpe el tan poco elaborado comentario, pero es la impresión momentanea que tengo luego de leerlo, luego podremos abordarlo con más calma. saludos.

  2. Era una gran oportunidad… yo pensé que realmente esta opción tenía la oportunidad de pasar a segunda vuelta, y ahí… cualquier cosa. Pero la diferencia con Frei fueron 10 puntos, nos es poco. Y casi más me sorprendió la votación de Piñera (44%). Yo creo que esto ya esta cocinado y Piñera será el próximo presidente, ojalá lo haga bien, a mi inevitablemente me genera dudas, pero ojalá lo haga bien, para todos.¿Que sucederá con ME-O? No me he informado en profundidad, por un lado veo que sigue trabajando, eso me gusta. Por otro veo que se comienza a armar un partido ("Copihue" creo que he escuchado por ahí) con un modelo más bien tradicional, eso no me gusta tanto; insisto en que deberían conservar un modelo más dinámico, como el que ya mostró capacidad de dar frutos.Sobre los políticos, los de la escuela tradicional y sus seguidores aunque digan "recoger las críticas" no logran convencerme, no los veo capaces, ellos son lo que esta mal, ellos que están ahí, y la forma en como lograron estar ahí.Para la segunda vuelta, libertad de acción. Sea quien sea (o sea Piñera) todos deben seguir buscando el bien de todos los chilenos, la intensión no puede ser otra.¿Tendremos otra oportunidad? Ojalá que sí. Si podemos volver a levantar la voz para darle una patada a la política tradicional (con todos los méritos que ha acumulado hasta el día de hoy), yo pretendo estar ahí.Saludos Bastian; e insisto, yo agradezco que leas y dejes comentarios, no tengo nada que disculpar.Todo comentario honesto (y de cuyo contenido su autor se haga responsable) es bienvenido.

  3. (Copio aquí un comentario que realicé el Sábado 16 de Enero 2010 en el sitio de Politica2.com cuyo link dejé al final de esta entrada)
    ———————–
    ¿Sirvió el gesto de Marco? Objetivamente no cabe duda que Sebastián Piñera lleva la delantera y guste o no, el Domingo será electo Presidente de Chile por al menos 4% (según yo al menos 3%, pero es lo de menos) de diferencia con el candidato de la Concertación.Que Marco haya apoyado al candidato de la concertación no es insensato, quizá todos sabían que ese era su voto más probable, y él como elector tiene todo el derecho a dar abierto apoyo a quién estime conveniente. Pero hace 12 meses que Marco dejo de ser solo un elector y paso a ser el rostro y líder de un movimiento político que se constituía como alternativa a los poderes políticos tradicionales, logrando un histórico 20% y siendo responsable de los 4 puntos positivos que se mencionan (+ quizá algún otro). Aunque suene extraño, Marco dejó de ser sólo el mismo. Una suma de actores y circunstancias lo posicionaron como un nuevo referente. A esta suma de Marco y sus circunstancias, al nuevo movimiento político que se gestaba a largo plazo no le convenía que Marco diera su apoyo a uno de los candidatos (de hecho al movimiento no le convenía que ninguno de los colaboradores de Marco empezaran a repartirse y dar apoyos como sucedió, pero siendo Marco el líder del grupo su gesto es más grave), debería haberse mantenido desmarcado constituir una tercera opción progresista (tan de moda) más allá de las oxidadas derecha e izquierda. La elección de este domingo es importante, pero no producirá cambios en la forma de hacer política. Lo que significó la candidatura de Marco lo podría haber logrado en el largo plazo.El futuro es incierto ¿sobrevivirá Marco (y su movimiento) a estas elecciones? ¿Sobrevivirá ahora que tendió a alinearse con una de las alternativas de las que queríamos que se diferenciara? Creo que Marco antepuso su persona individual por sobre las grandes metas de lo que se había creado a su alrededor. Ojalá veamos a Marco (o a alguien con aún más fuerza) para el 2014.

Todo comentario honesto y responsable es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s